miércoles, 8 de junio de 2016

Los tigres y la fresa sabrosa (Cuento zen)


Buda contó una parábola en un sutra:

Un hombre que viajaba a través de un campo se encontró con un tigre. Y huyó mientras el tigre lo perseguía. Al llegar a un precipicio, se agarró de la raíz de una liana y saltó al otro lado. El tigre lo olfateaba desde arriba. Temblando, el hombre miraba hacia abajo, donde otro tigre lo esperaba para devorarlo. Sólo la liana lo sostenía.
 

Dos ratones, uno blanco y otro negro, poco a poco, empezaron a roer la liana. El hombre vio una linda fresa cerca. Agarrándose bien de la liana con una mano, con la otra cogió la fresa. ¡Qué sabrosa estaba!


En: Nada Sagrado, Textos Zen, Oscar Todtmann Editores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada